Compartir es vivir
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

 

 

Concienciamos

¿Cómo vas a saber a  donde vas si no sabes de donde vienes ni donde estás ahora mismo?

¿Sabes como está tu Casa en este momento?

Cuando os contamos que concienciamos, no es porque seas un o una inconsciente, ni que no tengas dos dedos de frente, o que seas una persona ignorante.

Solamente ponemos conciencia, o sea, estamos presentes en las cosas que conocemos,  y ya nos cuesta, así que, poner nuestra conciencia en algo que desconocemos por completo es imposible.

Por eso concienciamos, porque te contamos cosas que igual no sabes, o que si las has oído alguna vez, no han sido importantes para ti en ese momento.

 

Para nosotras, concienciar es uno de nuestro pilares fundamentales, porque, sin usar palabras bonitas, nos estamos yendo a la mierda, así de claro. Nos estamos cargando el único hogar que tenemos que es la Tierra, y para eso además estamos destruyendo ecosistemas enteros, cadenas tróficas, climas, da igual, el poder de destrucción humana no tiene límites, aunque el de creación tampoco, por eso concienciamos.

La destrucción de todo eso no es que nos de pena, que nos da mucha tristeza ver tanta vida destruida, es que nos estamos destruyendo como especie.

 no hay planeta b, no hay plan b, solo una casa, solo un planeta,

Estamos dejando las reservas de producción de oxígeno bajo mínimos, la calidad del aire que respiramos es bastante mala, y en algunas mega urbes nefasta. El agua, el agua dulce cada vez más contaminado con detergentes, y el agua del mar, por el que llamamos a la Tierra el planeta azul está llena de residuos de todo tipo, como los microplásticos, que los peces ingieren y que terminan en nuestra orina por ingesta de esos peces.

Y puedes ser una persona vegana y de eso te libras, pero no de consumir productos textiles que dejan lleno de plásticos los ríos, de tintes, de fibras de todo tipo, y eso vuelve a las depuradoras y al consumo humano.

 

Y podríamos seguir así de manera ininterrumpida durante horas escribiendo y tu leyendo, pero eso os lo vamos a ir contando todo en el blog, porque los cambios importantes, las verdaderas revoluciones, son lentas porque se tiene que integrar la manera de vivir, porque vivir no debería ser una moda.

 Durante mucho tiempo, y lo seguimos manteniendo, hemos dicho que el futuro será feminista o no será, pero, desde luego, si no podemos respirar o beber, no vamos a ser feministas ni nada. No seremos, simplemente.

 

 Por eso, esta premisa, tan de hippies trasnochadas como me han dicho a veces, es una máxima que tendríamos que tener todas las personas clara, porque es real, porque es inmediata y porque cada vez tenemos menos verde y menos futuro, y el presente, tampoco es halagüeño.